Morales contra King Ocean

Veredictos

Morales vs. King Ocean Service de Venezuela, S.A.

Condado de Dade Causa No. 92-16715
Juez Greenbaum

DEMANDA DEL MARINO: El demandante era marino de la embarcación Rio Paquare cuando se cayó al bajar de una escala vertical de metal. El demandante declaró que la escala estaba grasienta y mojada. El demandante también dijo que la escala no estaba instalada según las normas industriales ya que no tenía las siete pulgadas de espacio desde la pared a la cual estaba adosada. El demandado negó estas reclamaciones. El demandante, un costarricense de 44 años, se quejó de que había sufrido de un disco herniado en la parte inferior de la columna debido a la caída además de lesiones en el cuello, la mano y la cabeza. El DR. GARY LUSTGARTEN, neurocirujano, testificó por el demandante, que éste sufrió de un disco herniado debido al accidente para lo cual necesita una cirugía. Considera que tiene un 10% de incapacidad. El DR. STEVEN TICKTIN, ortopédico, testificó por el demandante que lo vio unos dos meses después del accidente y que se quejaba de dolores en la parte inferior de la espalda. El DR. LLOYD ORIBER, Ortopédico, testificó por el demandante que cuando lo vio consideró que necesitaba un yeso debido a una lesión en el tendón de la mano, y que necesitaría terapia. El DR. JORGE HERRERA, neuropsicólogo, testificó por el demandante que éste sufría de dolores de cabeza debido al accidente. El DR. ROWLAND PRITCHARD, ortopédico, testificó por el demandado que el demandante no se quejó de ninguna lesión en la espalda durante todo el tiempo que lo trató. Le dio al demandante una incapacidad de un 5 a un 6% por la lesión del cuello. El DR. JOSEPH KALBAC, ortopédico, testificó por el demandado y dijo que el demandante no tenía un disco herniado que requeriría de cirugía cuando lo vio. El DR. LESSOR, neuropsicólogo, testificó por el demandado que el demandante no tenía lesión en la cabeza y que los resultados del examen indicaron que estaba fingiendo. El demandante tenía facturas médicas no pagadas que ascendían a casi $35,000.00. El demandado dijo que la cirugía no era necesaria. El CAPITÁN ROBERT F. BARBER, retirado de la Guardia Costera de EE.UU., testificó para el demandante que no se le dio un lugar seguro para trabajar y que la embarcación no estaba apta. JAMES BEST, ingeniero, testificó que la escala no estaba instalada correctamente. Se descubrió que el demandado actuó intencional y arbitrariamente al dejar de pagar al demandado su manutención y cura y se le otorgó $0 por daños punitivos. El demandante tiene derecho a que se le den los honorarios de abogado en base a la cantidad del veredicto que será determinada por el Tribunal.

Veredicto para el Demandante: Negligencia y no apto para navegar, $120,000.00 por haberse encontrado que el demandante tenía comparativamente un 25% de negligencia. Por manutención y cura $55,000.00.