Lesiones en ocasión de catástrofe

Tenemos una amplia experiencia en litigios por lesiones en ocasión de catástrofe.

Aspectos generales

Las lesiones se clasifican como “en ocasión de catástrofe” cuando tienen un impacto inmediato o previsto a largo plazo sobre la calidad de vida de una persona. Las lesiones en ocasión de catástrofe son a menudo repentinas e inesperadas, resultantes de situaciones como accidentes en automóviles, camiones, bicicletas, embarcaciones, motocicletas y otros accidentes vehiculares. También puede sufrir lesiones graves como peatón o como pasajero de un tren o crucero. Las lesiones en ocasión de catástrofe exceden los traumatismos cervicales y las lesiones de espalda e incluyen la médula espinal y daños en los nervios (incluso la parálisis), lesiones por quemaduras, pérdida accidental de extremidades o de la visión, y lesiones cerebrales y craneales graves.

Los cambios de humor, personalidad, memoria, movilidad y energía son las posibles consecuencias, según la naturaleza y gravedad de la lesión. Incluso cuando estas lesiones no sean permanentes, el proceso de recuperación demanda mucho tiempo y compromiso, como también recursos financieros y médicos, lo que genera en la persona lesionada y los familiares una carga importante.

La indemnización que paguen los responsables debe ser adecuada para cubrir las dificultades de una rehabilitación a largo plazo. Es fundamental establecer el valor de la indemnización, lo cual requiere cuidadosas proyecciones financieras que considerarán la pérdida de los ingresos y el lucro cesante, la proyección de gastos médicos a largo plazo y el valor del dolor físico y del trauma psicológico que sufrirá la persona lesionada y su familia.