La Ley

En el caso STATE OF FLORIDA v. MATTHEW STEPANSKY, 761 So. 2d 1027 (S. Ct. 2000) el Tribunal Supremo de la Florida sentenció que el estado tenía jurisdicción sobre ciertos delitos cometidos en alta mar.

En Naddeau, v. COSTLEY and CARNIVAL CRUISE LINES, INC., 634 So. 2d 649 (Fla. App. 4th DCA 1994), el tribunal sostuvo que la línea de cruceros era estrictamente responsable de una agresión sexual cometida por un miembro de la tripulación contra uno de los pasajeros.

El estatuto 18 USC 7 dispone jurisdicción marítima especial en caso de que un ciudadano estadounidense cometa o sea víctima de un delito, en un lugar situado fuera de la jurisdicción de cualquier país. Esta disposición también abarca los barcos extranjeros que zarpan o arriban a un puerto de Estados Unidos.

La Ley 910.006 de la Florida otorga jurisdicción marítima especial a las agencias de la ley y el orden, cuando se comete un delito y: (a) el sospechoso se encuentra a bordo y es de la Florida; (b) la víctima es de la Florida; (c) más de la mitad de los pasajeros abordaron el barco originalmente en un puerto de la Florida; o (d) el delito podría haber ocasionado una ‘repercusión importante’ en la Florida.

Vea algunos de nuestros casos reales en esta esfera, y permítanos poner nuestra experiencia a su disposición.